Parásitos



175518819Los pediatras solemos decir que los virus, las bacterias, los hongos y los parásitos forman el conjunto de “bichitos” que pueden producir enfermedades en los chicos. Al decir “pueden” estamos dando a entender que, aún estando dentro de nuestro cuerpo, no siempre producen enfermedades, especialmente en el caso de los parásitos que pueden “convivir” dentro nuestro durante mucho tiempo y no dar ningún tipo de manifestaciones. Analizaremos cuáles de son los más comunes y los síntomas que producen.

“TIENE TODOS LOS SÍNTOMAS”
Son muchísimos los síntomas que pueden dar los parásitos. Algunos son comunes a todas las especies en general: inquietud casi incontrolable que se exacerba por las noches, es muy frecuente el bruxismo (“rechinar de dientes”), la intensa picazón nasal y también anal, el dolor de panza, la inapetencia y la aparición de manchitas blancas en la piel. Otros síntomas son característicos a cada tipo en particular, los describiremos en cada uno de los casos.

“ENCONTRÉ BICHITOS BLANCOS EN LA CACA”
Son como “restos de hilitos de coser” de color blanco, y en la mayoría de los casos se los puede ver “moviéndose en la materia fecal. Son los oxiurus vermicularis, cuando se presentan en su forma “adulta” pueden medir hasta 10 milímetros de largo, se distinguen a simple vista y se reproducen a través de huevos microscópicos, que se eliminan “por millones” en la materia fecal del chico. La cadena de contagios se inicia cuando por algún descuido entra en contacto con la boca de otro chico. También son fuente de contagio los animales domésticos, las heces del perro y del gato pueden contaminar la tierra y las plantas. Típicamente producen intensísimo picazón anal y nasal, como así también la mayoría de los síntomas mencionados. Se combaten muy fácilmente con medicación, es muy efectiva y fácil de administrar (3 días), pero se recontagian con mucha facilidad.

“ESTÁ HACE UN MES CON DIARREA”
Otro de los parásitos que puede dar problemas en los chicos es la giardia lamblia, no se observan a simple vista, solo miden unos pocos micrones (es necesario el microscopio). Se contagia como los oxiurus, produce algunos síntomas similares y otros distintos como la diarrea prolongada. El chico baja de peso, los parásitos se “pegotean entre sí” formando una especie de malla o red que interfiere en la absorción de los alimentos. Las cacas son abundantes, claras y muy fétidas. El tratamiento es más complicado ( 21 días) pero la mejoría es rápida y notoria.

“TENÍA LA FORMA DE UN FIDEO LARGO”
Mucho menos común, pero más sorprendente, es el áscaris lumbricoides. Es un parásito intestinal que en su forma adulta tiene la forma y el tamaño de un “spaguetti” y …¡se elimina por la cola cómo tal!!. (de hecho las mamás lo encuentran “nadando” en el inodoro). Produce síntomas similares a los oxiurus, pero puede ocasionalmente dar manifestaciones respiratorias.

“ME MANDARON A HACER UN PARASITOLÓGICO”
Existen dos vías para de detectar parásitos en los chicos: distinguirlos a simple vista en las cacas (oxiurus y áscaris) o cuando no se los ve, mediante análisis. Es necesario juntar varias muestras de materia fecal diarias durante una semana, para luego procesarlas y estudiarlas. Aclaremos que no siempre los resultados del laboratorio son fidedignos, en el 30 a 40 % de los casos de chicos parasitados, pueden dar negativos (falso negativo).

“…LE DOY EL REMEDIO DIRECTAMENTE ???”
Aquí van algunos consejos para “redondear el tema”:
• Si bien las infecciones parasitarias son muy frecuentes, no atribuirles a “estos bichitos” la causalidad de síntomas que pueden originarse por otras cuestiones.
• Confiar “a medias” en los resultados de los análisis de laboratorio y considerar la posibilidad de realizar el tratamiento cuando los síntomas son muy evidentes.
• Si bien las medidas de higiene pueden disminuir los contagios, aceptar que “todos los chicos pueden parasitarse, y presentar síntomas, que con tratamiento se pueden controlar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditDigg thisShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone