Vacaciones en familia: tips pediátricos para ¡pasarla mejor!!!



vacaciones_bebesToda la familia se dispone a planear cómo serán, qué harán, qué llevarán; y cuando hay un bebé en la familia, la organización requiere más cuidados. Entonces surgen las clásicas preguntas, ¿será mejor, playa o sierra?¿le hará mal al bebé viajar en avión? Revisaremos juntos algunos temas a tener en cuenta en las vacaciones con un “bebé a bordo”. Veremos normas para elegir las mejores opciones y un lugar adecuado.

 

En líneas generales…

  • Es importante tener en cuenta que los chicos menores de un año no pueden estar expuestos al sol, deben estar a la sombra y aún así, debemos protegerlos del reflejo solar colocándoles un protector con factor de protección solar pantalla total o bloqueador.
  • Es aconsejable mantener la rutina habitual. Seguramente no querremos sentir que seguimos atados al reloj, pero a los chicos las modificaciones le cuestan mucho, es preferible tratar de mantener sus horarios diarios: comidas, siesta y baño, para ayudarlos a adaptarse mejor al nuevo lugar y a no extrañar su casa.
  • Es mejor elegir un único destino para disfrutarlas, los chicos sienten los cambios y si variamos de lugar cada dos o tres días no les damos tiempo a acomodarse.
  • Es habitual que los chicos extrañen, y más en los primeros días que son de adaptación. Pueden comer menos, estar más llorones, o que les cueste conciliar el sueño. No hay que preocuparse, luego de dos o tres días ya se habrán familiarizado con el lugar.


El lugar: las sierras o la playa?

  • Los bebés menores de 6 meses no deberían ir la playa, porque aún estando bajo una sombrilla o una carpa, el simple reflejo del sol puede provocarles quemaduras, su piel es muy sensible. Si a eso le sumamos el calor y el viento, los chicos en general no lo disfrutan y suelen inquietarse.
  • Los mayores de 6 meses pueden concurrir pero dentro de un horario limitado: de 9 a 10.30 hs. por la mañana y después de las 16 hs. por la tarde, para evitar los rayos de sol más peligrosos y también el pico de temperatura del “horario prohibido”. Si la elección es ir a un lugar con playa hay que ir muy temprano por la mañana y volver a la media mañana para que el niño descanse. A la tarde se puede optar por volver a la playa, sólo luego de las 16 hs.
  • Las sierras o las montañas son lugares ideales para niños menores de 6 meses. Nos dan la posibilidad de hacer caminatas o llevarlos en el cochecito o en una mochila para bebés. Los paseos deberán organizarse bien, porque los niños se cansan al estar todo el día al aire libre. Generalmente en la montaña el clima es seco, por lo que los bebés suelen pedir más líquido.


Al preparar las valijas….

Pueden pasar dos cosas: o llevamos de todo “por las dudas” o por no querer llevar tantas cosas, al segundo día nos quedamos sin ropa limpia. Cuando se viaja con un bebé, la premisa es llevar lo que necesitaremos y para eso es fundamental averiguar cómo es la temperatura del lugar de destino. Si el lugar es cálido, durante el día los chicos estarán con poca ropa o desnuditos, por lo que hace falta llevar una cantidad importante de batitas o remeritas, es lo que más se ensucia. También es importante llevar algún abrigo o bien alguna campera finita para la lluvia.
Otro tema a tener en cuenta: llevar objetos del bebé que él reconozca y que le sean familiares, lo ayudará a no extrañar a su casa y a sus cosas. Recuerden que los primeros días son de adaptación.

 

Al viajar en avión

El bebé puede presentar cierto malestar en el momento del despegue o del aterrizaje, al igual que nos sucede a los adultos, por la diferencia de presiones en el líquido de los oídos. Para aliviar esa desagradable sensación es aconsejable que el niño succione el pecho de la mamá, la mamadera o el chupete, lo aliviará.
Fundamental: el botiquín de viaje!

En el botiquín no pueden faltar los siguientes elementos:

  • Termómetro para controlar la temperatura corporal.
  • Antitérmicos: llevar el antitérmico habitual que usa el niño.
  • Antialérgicos y antipruriginosos: las picaduras de los mosquitos pueden provocar reacciones alérgicas locales y picazón. Generalmente se utilizan antialérgicos en estos casos, pero siempre es conveniente consultar con el pediatra cuál es el más indicado para el chico antes de viajar.
  • Gasas y adhesivos tipo curitas.
  • Gotas óticas analgésicas y removedor de cera de oídos.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditDigg thisShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone